febrero 18, 2021

Excursiones en Menorca 2 – Barranc d’Algendar

Aprovecha tu coche de alquiler para llegar al punto de salida de la próxima travesía excursionista en Menorca. El último día recorrimos el Camí d’en Kane, un sendero con historia que nos mostraba la belleza rural de los paisajes del interior.

Hoy nos adentraremos en el barranco más grande y conocido de Menorca: el Barranc d’Algendar.

Barranc d’Algendar: un paseo por la naturaleza

Este impresionante barranco de caprichosas formas calcáreas abarca desde el pueblo Ferreries hasta la familiar Cala Galdana. Tiene unas paredes verticales de 50 metros de altura, aunque en algunos puntos, pueden alcanzar los 80 metros, así que prepárate para segregar adrenalina.

A lo largo de sus casi 8km se puede apreciar una panorámica increíble zigzagueada por encinas y una vegetación que alegra la vista. Durante el recorrido es posible que te cruces con un grupo de cabras u ovejas, y si miras al cielo quizás quedes hipnotizado por el elegante vuelo de un buitre o un alimoche.

La formación de esta garganta de piedra se debe a la erosión del torrente que recorre el fondo, que excepcionalmente lleva agua durante todo el año. Gracias a esta afluencia, el área que bordea al barranco goza de una vegetación atípica. 

Nadando en sus aguas encontrarás también anguilas y gambusias, y en las zonas de agua dulce familias de ranas y tortugas.

Si te gusta explorar, no te puedes ir sin ver las cuevas del barranco: la cueva Murada y la cueva del Càrritx, descubierta en 1995 y en la que han hallado restos arqueológicos de la época talayótica.

¿Estás listo para emprender esta asombrosa caminata? Carga tu mochila en tu coche de alquiler y síguenos.

¿Cómo llegar a Barranc d’Algendar?

Puedes acceder con tu coche de alquiler desde Ferreries o Ciutadella.

Si vas con niños te aconsejamos conducir desde Ferreires, ya que es posible acceder en coche hasta la entrada del barranco. Solo tienes que coger la salida de la rotonda Barranc d’Algendar y continúar unos 8 km hasta llegar a una finca cerrada al público. Luego gira a la derecha por un camino sin asfaltar y verás las indicaciones del parking donde puedes dejar tu coche. Ahora, ¡a pie! Si sigues las señalizaciones es imposible perderte. 

Desde Ciutadella accede por la carretera en dirección al Camino Real y luego hasta Son Guillem. Desde allí ya puedes ir a pie por el viejo camino de piedras: el Pas d’en Revull. Un recorrido lleno de leyendas y misterios que podrás ir leyendo en los carteles que verás a tu paso.

¿Te quedan ganas de más? Arranca de nuevo tu coche de alquiler y lánzate a la siguiente aventura, te enamorarás de Menorca.