junio 19, 2019

7 faros de Menorca y una ruta que no podrás olvidar – II

 

 

El Faro de la Isla del Aire

El otro día te presentamos una nueva ruta para realizar con tu coche de alquiler en Menorca: la ruta de los 7 faros que se alzan en la isla. Una experiencia que te llevará por los paisajes más increíbles, las historias más curiosas e interesantes, y, por el camino, la posibilidad de disfrutar de los pueblos de Menorca y su fabulosa gastronomía.

 

Vistas al Faro de la Isla del Aire

 

Y ahora ha llegado el momento de entrar en materia. Empezamos por el extremo sudeste de Menorca, por un faro que se levanta en el extremo más alejado. Tan alejado, que ni siquiera está “dentro” de la isla.

 

Conoce la playa de Punta Prima

 

El faro del islote

Punta Prima es una de las playas menorquinas más apreciadas por los visitantes, ¡y competencia, hay! Pero es que Punta Prima lo tiene todo:

  • Está cerca de Maó (sólo has de recorrer la carretera PM-702 en dirección sur, atravesar Sant Lluís, y seguir hacia el sur por la carretera de Sant Lluís-Biniacolla).
  • Aguas maravillosas
  • Comercios y servicios para todos (tanto la playa como la zona urbanizada pertenecen al término municipal de Sant Lluís)

Y, además, unas panorámicas increíbles. Porque, a unos 700 metros, emerge del Mediterráneo un curioso islote llamado Isla del Aire, en el que se encuentra el faro de piedra más alto de las Baleares.

 

Costa menorquina en Punta prima

 

Este faro, proyectado por el arquitecto Emili Pou, se empezó a construir en 1857 debido a la peligrosidad de esa parte de la costa. Dicha peligrosidad quedó patente ese mismo año, cuando uno de los botes que transportaban obreros y materiales a la isla naufragó, y uno de esos obreros murió ahogado. A menudo, antes de dejarnos salvar muchas vidas, la Historia se cobra unas cuantas como peaje.

 

 

Bondades y perjuicios del aislamiento

Hoy los faros están automatizados, pero en el momento de su inauguración, en 1860, su utilidad dependía de la constancia del farero, que se desplazaba allá con su familia. En esta isla se destinaban 3 familias, que debían convivir en espacios muy reducidos, aislados de Menorca por esos peligrosos 700 metros de corrientes y rocas ocultas. La tensión, inevitablemente, se acumulaba y explotaba en diferentes conflictos que ponían de manifiesto la dureza del trabajo y las condiciones en las que lo realizaban.

Estas condiciones perduraron durante más de un siglo: de la lámpara de aceite a la lámpara Chance de petróleo, y de ésta hasta su sustitución por una lámpara de gas automatizada, en 1976. A partir de aquel momento fue innecesaria la atención y el mantenimiento permanentes, y la isla del Aire quedó abandonada de nuevo, ocupada sólo por la imponente figura de su faro, a cuyos pies medran miles de ejemplares de lagartija negra, el reptil-icono de Menorca, así como varias especies de aves autóctonas y foráneas.

 

Playas en Punta Prima

 

Visitar esta isla, por tanto, es interesante no sólo por el faro sino por su valor ecológico, aunque eso sí, no te va a ser fácil: necesitarás alquilar un barco que te lleve y te traiga de nuevo.

Vale la pena el esfuerzo, eso sí, y será una nueva experiencia que añadir a la lista de cosas que viste con tu coche de alquiler en Menorca.