abril 12, 2018

Descubre la flora de Menorca

 

Si la semana pasada te gustó nuestro post sobre la fauna de Menorca, no dejes de leer el que te traemos esta semana, porque ¡nos queda mucho que enseñarte de la naturaleza menorquina! Hoy dejaremos a un lado a nuestros animales, y nos centraremos en conocer los árboles, flores y plantas que puedes encontrar en la isla.

El de hoy es un trabajo de campo, y tendrás que caminar un poco para ver de cerca lo más interesante de la vida vegetal de Menorca, pero también necesitarás desplazarte por distintas localizaciones de la isla, así que recuerda que puedes reservar con nosotros tu coche de alquiler, y de este modo podrás llegar rápida y cómodamente a cada rincón que te propongamos.

 

Especies endémicas: Socarrells en Faváritx

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando hablamos de las especies vegetales de Menorca, es que estamos hablando de plantas que han estado aisladas de otras especies similares durante milenios, por el simple hecho de vivir en una isla, lo que las ha hecho evolucionar de un modo diferente.

Por adaptarse al clima particular de la costa norte menorquina, seco y sometido al viento de tramontana, algunas plantas presentan hojas de un menor tamaño al habitual o incluso las han transformado en espinas. Y por otro lado, en las zonas húmedas del interior predominan los bosques bajos donde crecen gran variedad de plantas y arbustos, y donde actualmente viven ¡124 especies vegetales endémicas que no podrás encontrar en otro lugar del mundo!

Si te maravillan los mecanismos de la evolución y quieres ver una de estas especies tan bien adaptadas a su entorno, lo tienes muy fácil: Conduce hasta Faváritx y acércate a una de las aglomeraciones de arbustos espinosos que verás cerca de sus acantilados. Allí encontrarás varios tipos de socarrels, un arbusto que forma una especie de almohadilla de espinas totalmente a prueba de viento y que soporta la alta salinidad de la zona, y además sirve de cobijo para otras plantas más frágiles.

 

Los socarrels menorquines son plantas perfectamente adaptadas al clima seco y la alta salinidad del norte de la isla

 

Zonas boscosas y prados: Parte central de la isla

Ya sabemos que Menorca es archiconocida por sus playas, ¡pero también puedes disfrutar de un buen día de campo si es lo que te apetece! Desplázate a la parte interior de la isla, y desde el Monte Toro hasta Es Grau tienes hectáreas y hectáreas de bosque para disfrutar todo lo que quieras.

Puedes encontrar bosques de pinos, que se extienden desde el centro a la costa sur de la isla, encinares o ullastrars, que son formaciones de acebuches principalmente, entre los que crecen abundantes arbustos, creando un denso paisaje.

Y si tu motivación es ver una Menorca colorida, te aconsejamos que aproveches la primavera para organizar tu viaje. Las praderas y los bordes de los caminos se llenan de rojas amapolas y cuernecillos de mar amarillos, y podrás encontrar hasta 24 tipos diferentes de orquídeas si recorres alguno de los senderos que recorren esta zona de la isla, como por ejemplo, la preciosa orquídea de la abeja, cuya flor imita el abdomen de una abeja hembra, para ser polinizada por los machos de esta especie.

 

La orquídea de la abeja es una de las flores más llamativas de la primavera de Menorca

 

Plantas sumergidas y en arenales: Costas de Menorca

A medida que comiences a acercarte a cualquiera de las magníficas calas que rodean la isla, verás que la vegetación comenzará a cambiar. En los terrenos menos fértiles y arenosos que forman las calas, encontrarás especies adaptadas a este terreno más hostil, como algunos pinos o sabinas, que pueden crecer incluso entre rocas y dunas de arena, y plantas como la azucena de mar y el barrón.

 

En zonas de rocas y arenales puedes encontrar únicamente sabinas y pinos

 

En los humedales y salinas de la isla, como por ejemplo en s’Albufera des Grau, es habitual la presencia de canyís o carrizo, con el que antaño se hacían piezas de cestería, creciendo junto a juncos y salicornias, que sirven todo el año como refugio a la gran cantidad de aves que viven o vienen de paso a este increíble lugar.

Y no podemos terminar este repaso a la flora de Menorca sin mencionar a una planta que muchos confunden con un alga, pero que en realidad se trata de una planta terrestre que se ha adaptado al fondo marino, y crece por todo el litoral menorquín. Hablamos de la posidonia, una especie exclusiva del mediterráneo y la principal causante de la estupenda calidad y claridad de nuestras aguas, oxigenándola y sirviendo de hábitat para la amplia biodiversidad que habita en ella.

Eso sí, si quieres ver los bosques de posidonia no tienes otra opción que ponerte las gafas de buceo y practicar un poco de snorkeling en alguna de las magníficas calas de Menorca. ¿A que no pensabas que acabarías este viaje buscando plantas en el fondo del mar?

 

La posidonia es una planta subacuática que filtra y nutre el agua del mediterráneo

 

¡Aprovecha ahora que comienza la primavera y reserva uno de nuestros coches de alquiler para las próximas semanas, así llegarás a tiempo para ver la isla de Menorca cubierta de verde y luciendo en su máximo esplendor!