mayo 10, 2018

Los 5 rincones más románticos de Menorca

 

Aprovechando que nos encontramos en primavera, que tiene fama de ser la estación del amor, hemos decidido ponernos en plan romántico, y llevarte a conocer aquellos lugares de Menorca donde debes llevar a tu pareja si quieres vivir una experiencia un poco más íntima. ¿Quién sabe? ¡Quizás vuestro viaje a Menorca termine llevándoos al altar!

Durante este trayecto, recorreremos la isla de un extremo a otro, y visitaremos lugares a los que no es posible llegar en transporte público, por lo que te aconsejamos que alquiles uno de nuestros coches de alquiler, y de este modo viajarás cómodamente, ¡y podrás dedicar todo tu tiempo a Menorca y a tu pareja!

 

1 – Playa des Bot, Algaiarens

Comenzaremos la ruta por una pequeña cala virgen de arena blanca y aguas tranquilas y transparentes de la costa norte menorquina, la Playa des Bot. Para llegar hasta ella, deberás dejar el coche a un kilómetro de distancia, en los aparcamientos de la Cala Algaiarens, y caminar a través de unas dunas y una zona de pinos antes de cruzar el pequeño torrente que separa esta cala de la Playa dels Tancats. Como verás, el acceso a esta playa es un poco más complejo que el de otras calas más turísticas, por lo que la afluencia de gente también es muchísimo menor en cualquier época del año. ¿Puede haber un plan más romántico que una cala menorquina prácticamente desértica para disfrutarla únicamente con tu pareja?

 

Disfruta con tu pareja de una playa casi virgen de la costa norte de Menorca. ¡Una experiencia que no ovidaréis!

 

2 – Cala Morell

Unos pocos kilómetros más al oeste, llegaréis a Cala Morell, un lugar especial, no tanto por la playa en sí, sino por su paisaje rocoso, y sobre todo, por la Necrópolis prehistórica que se encuentra allí. Podéis dedicar un rato a visitar sus cuevas tan bien conservadas, y meteros por un momento en la piel de los primeros habitantes de la isla. Para terminar el día, no podéis perderos uno de las puestas de sol más fascinantes de Menorca, con el sol ocultándose tras los peculiares acantilados de roca de Cala Morell. ¡Un instante perfecto para inmortalizar vuestro amor en una fotografía!

 

El atardecer destrás de las rocas desde la Cala Morell es probablemente el más bonito de la isla de Menorca

 

3 – Naveta des Tudons

Si os dirigís hacia el sur desde Cala Morell, antes de llegar a Ciutadella podréis pararos a visitar la Naveta des Tudons, el edificio íntegramente conservado más antiguo de Europa. Cuenta la leyenda que fue construida por un joven, que compitiendo con un amigo por el amor de una muchacha, apostó con él que construiría la naveta antes de que el otro cavase un pozo tan profundo que hallase agua, y el ganador de la apuesta sería quien cortejaría a la dama. Cuando el primero cargaba ya con la última piedra para finalizar su obra, oyó cómo su amigo gritaba -¡agua!- desde dentro del pozo, así que invadido por los celos le arrojó la piedra encima, y acabó con su vida. Cuando se dio cuenta de lo que había hecho, se marchó, y nunca más volvió. Y por eso a la naveta le falta una piedra en su parte superior. Desde luego, no es una historia de amor con final feliz, ¡pero demuestra con qué pasión se vive el amor en Menorca desde hace miles de años!

 

Conoce el edificio conservado más antiguo de Europa y también la leyenda de su construcción

 

4 – Binibeca

Conduciendo esta vez hacia el sureste, dentro del término municipal de Sant Lluis, tendréis la oportunidad de pasear vuestro amor por las blancas calles de Binibeca, un pueblo de pescadores que se ha convertido en una de las poblaciones más pintorescas de Menorca. Podréis perderos un rato por los laberintos que forman sus casas encaladas, y acercaros a su pequeño muelle. ¿No sería quizás buena idea daros un pequeño paseo en barco por el maravilloso litoral sur de la isla?

 

El hermoso pueblo blanco de Binibeca es perfecto para un paseo romántico que acabe perdiéndoos por sus calles

 

5 – Punta de s’Espero, Mahón

Y para el último día, ¡un plan realmente especial! Levantaos de madrugada y preparad un termo de café y algo para comer, porque la idea es llegar a la Punta de s’Espero, detrás de la Fortaleza de La Mola en Mahón, antes de que salga el sol, y contemplar desde allí el primer amanecer de toda España. Y allí, en el rincón más oriental de Menorca, viviréis una experiencia irrepetible con la única compañía del mar que se abre a vuestros pies, del sol naciente ¡y de vuestro termo de café!

 

Desayunad en el punto más oriental de España, y sed los primeros en contemplar el amanecer