junio 22, 2016

Recorrer Menorca cala a cala (III)

En la etapa anterior visitamos s’Albufera des Grau, un Parque Natural de obligada visita en tus vacaciones en Menorca. La playa de Es Grau, ideal para ir con niños, el faro de Faváritx o sus numerosas calas; bien merecen la pena. Las de Presili y Tortuga son, sin duda, dos de las mejores playas vírgenes de toda la isla situadas en un idílico entorno lunar de roca negra.

Retomaremos la marcha hacia el oeste de Menorca en nuestro coche de alquiler hasta llegar a la playa de Binimel.là, una playa nada parecida a las del sur de la isla. Aquí encontraremos arenas oscuras y un paisaje mucho más bruto, no por ello menos espectacular. Recomendamos hacer una pequeña ruta de 15 minutos por la costa hasta alcanzar Cala Pregonda, una playa en calma rodeada de vegetación e ideal para la práctica de buceo y snorkel. La pesca está prohibida, tenlo en cuenta.

binimella-cala-pregonda-menorca

Ya de vuelta al coche, nos dirigiremos a Cala del Pilar, una de las playas de Menorca que más impacta al visitante. Rodeada de montañas rojizas de abundante matorral, sus colores contrastan majestuosamente con el blanco de la arena y el azul turquesa del mar. Un paraíso nudista al cual, eso sí, deberás llegar a pie. El paseo desde el aparcamiento hasta este verdadero reducto natural alcanza los 45 minutos, así que… ¡disfruta de las vistas!

cala-del-pilar-menorca

De nuevo en carretera, seguiremos nuestro recorrido hasta Punta Morell, donde encontraremos una urbanización turística muy integrada en el paisaje menorquín donde puedes detenerte a tomar un baño. Aunque, si no vas bien de tiempo, mejor continuar hasta Punta Nati, el que sin duda puede ser el mejor lugar para divisar un atardecer en tus vacaciones en Menorca.

punta-morell-punta-nati-menorca

El Faro de Punta Nati, de principios del siglo XX, está en el tramo final de nuestro recorrido por Menorca, a escasos kilómetros de Ciutadella. Ten en cuenta que es un lugar muy concurrido, sobre todo en verano, por parejas dispuestas a ver esa digna puesta de sol, aunque también es un punto estratégico para divisar las estrellas por la noche.

Cuando tengas claro que ya has disfrutado de todo el espectáculo de esta zona de acantilados, continúa la ruta hasta Ciutadella, el final de nuestro viaje. Tómate un par de días en la antigua capital de la isla para disfrutar de sus calles y de su gastronomía. Y, por supuesto, deja algo pendiente para tener una excusa con la que volver a Menorca.

¿Qué te ha parecido esta ruta por Menorca a través de sus calas? ¿Te atreves a seguirla y nos dejas tus impresiones?

1 Comentario en “Recorrer Menorca cala a cala (III)

Comments are closed.