diciembre 21, 2016

Ruta de invierno por las calas de Menorca

¿Piensas que visitar Menorca en invierno es aburrido y una pérdida de tiempo? ¿Crees que no podrás disfrutar de sus espectaculares playas? ¡Olvida esa idea! Menorca no es solo para el verano. Y si no, sigue leyendo este post donde te proponemos una ruta de invierno por las calas de la isla. Alquila ya tu coche y ponte en marcha. ¿Te apuntas?

Una ruta de invierno por las calas de Menorca

Uno de los placeres más deseados de cualquier viajero, es disfrutar de los tesoros más espectaculares de su destino, lejos de las masas y aglomeraciones de gente, que impiden disfrutar como se merece de ciertos placeres. Precisamente por eso, recorrer en coche esta ruta por las calas de Menorca en invierno es una estupenda propuesta.

Nuestra ruta comenzará en Ciutadella, tomando dirección Ferreries y bajando después hacia el sur hasta una zona de arenales blancos, con zonas verdes y tranquilas aguas turquesa. No, no estamos en el paraíso, aunque bien podría serlo… Descubre los encantos de las calas Turqueta, Macarelleta y Galdana y disfruta del placer de un paseo descalzo por sus playas vírgenes.

cala-turqueta-menorca

De vuelta al coche, retomaremos nuestra marcha por la Me-1 hacia el este, cogiendo el desvío hacia Cala en Porter, otra espectacular playa entre acantilados, mucho más familiar, donde podrás visitar la Cova d´en Xoroi, uno de los mejores miradores de Menorca. Disfrutar de las vistas al mar en cualquiera de sus terrazas o marcarse un baile en el chill out nocturno es un placer al alcance de muy pocos. ¡Tú puedes ser uno de ellos!

En tu regreso al coche de alquiler, te recomendamos seguir bordeando la costa y detenerte en Binibequer, un pequeño pueblo de pescadores de calles encaladas y muy buen pescado. Sus calas más recomendables son Binisafuller y Binidalí. De ahí a Mahón apenas hay 15 minutos en coche, y la capital de Menorca te dará muchos otros motivos de diversión para permanecer allí los días que quieras.

Si de vuelta a Ciutadella sigues con ganas de costa, la zona norte de la isla te dará a conocer las playas de Fornells, las arenas rojizas de Cala Pregonda o la angosta Cala Morell, con su impresionante Necrópolis. Un paisaje totalmente diferente a las aguas del sur, que sin duda te sorprenderán tanto o más que estas.

Antes de finalizar tu ruta de invierno por las calas de Menorca, te recomendamos una última parada: el Faro de Punta Nati, donde probablemente verás la puesta de sol más bonita de la isla. Aunque esto, como la ruta que te proponemos, es cuestión de gustos. ¿Cómo ves esta ruta en coche por Menorca?

punta-nati-menorca