septiembre 10, 2021

Rutas de 1 día por Menorca

Primer tanteo

Un solo día puede dar para mucho y aún más si escoges alquilar un coche para moverte a tu aire por Menorca. En esta serie de artículos, te vamos a proponer rutas de 1 día. Packs de visitas, actividades o experiencias que puedes condensar en 24 horas (bueno, en menos, que tienes que dormir), y que te pueden ayudar a configurar tu viaje ideal.

Hoy, nuestra primera propuesta de minirutas de un día es sencillita: un primer tanteo por uno de los núcleos de Menorca.

Mahón: capital y alrededores 

El centro histórico de Mahón es uno de los imprescindibles: en él podrás callejear por sus zonas peatonales, descubrir un sinfín de detalles británicos en sus edificios (en su día fue base naval de la Armada Inglesa) y encontrarte con multitud de tiendas con productos artesanales típicos de Menorca (y excelentes restaurantes si por horarios coméis en la ciudad).

Su Ayuntamiento, el bastión de Sant Roc, la Iglesia de Santa María o el Mercado del Claustro son algunos de los puntos que deben visitarse sí o sí, además de la zona del paseo marítimo y su multitud de restaurantes donde podrás degustar la comida tradicional menorquina. 

A muy poca distancia de Mahón, nos encontramos con La Fortaleza Isabel II de La Mola, que ofrece a los visitantes un tour guiado en el que descubrirás algunas de las muchas curiosidades de este mágico lugar. Además, cuenta con numerosos miradores con unas vistas inmejorables sobre el puerto natural de Mahón y con uno de sus mayores reclamos: la batería Vickers, con dos cañones que pueden alcanzar hasta 35 kilómetros de distancia en un solo cañonazo. 

rutas de 1 día

Si quieres conocer más sobre la historia defensiva de Menorca, también te recomendamos una visita al Castillo de San Felipe o al Fuerte de Marlborough

Visita al Faro de Favàritx y a la Albufera des Grau

A 17 kilómetros de Mahón, encontraras el Faro de Favàritx, ubicado dentro del parque natural de la Albufera des Grau

La zona del faro destaca principalmente por el tono oscuro de sus rocas circundantes, su escasa vegetación y por su estanque de agua de lluvia cerca de su carretera de acceso. 

El aspecto de la torre del faro llama la atención por su enorme altura (28 metros) y por sus colores blanco y negro que se alternan en espiral hasta llegar a la cúspide del faro. No puedes marcharte de él sin deleitarte viendo el romper de las olas bajo tus pies. 

Y ya que te encuentras dentro del parque natural, aprovecha para pasear y observar este paraje natural protegido donde habitan más de 303 especies de aves autóctonas.  

Una vez hayas disfrutado de los espectaculares atardeceres en el faro y el parque natural, estarás a punto para regresar a tu base de operaciones, y encarar un nuevo día en la isla.

¿Qué nuevas excursiones harás mañana?