abril 20, 2017

Recorrer las calles de Mahón en un viaje por Menorca

Menorca es un paraíso que tienes que conocer en algún momento de tu vida. Si aún no has descubierto la isla más bonita de Baleares, deberías plantearte  una escapada de primavera a Menorca. Recorrer las calles de Mahón es una buena manera de reencontrarte con las esencias más puras del Mediterráneo. ¿Te vienes a la aventura?

Callejuelas de las islas Baleares

Cómo moverse de Ciutadella a Mahón

Sea cual sea el lugar de la isla en el que te alojes durante tu escapada a Menorca, el mejor medio para desplazarse a través de sus pueblos, playas y paisajes es el coche. Las carreteras de la isla están en buen estado de conservación y las distancias son cortas, por lo que podrás moverte de un lugar a otro sin problemas.

Te recomendamos alquilar un coche en Menorca para que no te pierdas ninguno de sus rincones más emblemáticos. Recorrer la isla de este a oeste -o viceversa- es muy fácil: solo tendrás que utilizar la carretera Me-1 para unir Ciutadella con Mahón. Y, en medio, un sinfín de oportunidades de diversión y buenos momentos. ¿Decidido?

Descubrir Mahón en tu viaje a Menorca

Mahón, la capital de la isla, tiene mucho que ofrecer al visitante. La cultura y la historia que empapan sus calles te conquistarán y harán que tu visita a Menorca sea solo la primera parte de un idilio con varios episodios. El espectacular puerto, de más de 5 kilómetros, es el primer punto donde debes detenerte a contemplar las impresionantes vistas al mar. No puedes perderte sus noches de terraza y música.

Disfruta de un paseo entre coloridas casas y barcos

Desde el puerto divisarás distintas fortalezas, resquicios de un pasado algo atormentado donde se sucedieron asedios, defensas y conquistas cuyas historias son dignas de escuchar mientras te pierdes entre las murallas de La Mola o del Castillo de San Felipe, a pocos kilómetros de Mahón.

Si lo que te gusta es pasear tranquilamente por la ciudad, el casco antiguo de Mahón es otro de los privilegios que podrás disfrutar en tu aventura en Menorca. Partiendo del Ayuntamiento, de estilo barroco e influencia francesa, podrás visitar las iglesias de Santa María, San Francisco o la Concepción. Además, numerosas casas señoriales de peculiar estilo se suceden en las calles de Isabel II y s’Arraval, las más importantes.

Lugares especiales de Menorca

Si pretendes pasar varios días en la ciudad, no olvides pasar por el Palacio Can Oliver, el Mirador del Puente es Castell o el Museo de Menorca, antiguo convento franciscano rehabilitado. Y, cómo no, aprovecha el buen tiempo para coger tu coche de alquiler y descubrir las playas cercanas, como Es Grau, Sa Mesquida o Punta de Mongofre.

Ya que visitar Menorca en primavera siempre es una gran idea, ¿por qué vas a dejarlo para otro momento?