noviembre 18, 2016

¡No tengas prisa! Turismo slow en Menorca

La revolución que nuestro país vivió en el último tercio del siglo XX y las influencias americanas, nos trajeron un cambio de ritmo en nuestros hábitos más cotidianos. Se puso de moda la comida rápida, el consumo espontáneo, los viajes exprés… Un nuevo compás que, sin duda, puede provocar estrés y sensación de vacío. ¿Y si volvemos a disfrutar de los pequeños detalles? Hoy te traemos algunas ideas para hacer turismo slow en Menorca.

slow-turism-in-menorca

Turismo slow, una nueva tendencia

Precisamente para contrarrestar el ritmo rápido y fugaz de las propuestas turísticas que abogan por viajes con muchas actividades en poco tiempo, hace poco más de una década surgió el movimiento slow tourism. La idea es muy clara: incentivar el aprovechamiento del tiempo de escapada sobre la base de la recuperación física y mental, el consumo responsable y el acercamiento real a la cultura visitada.

En definitiva, una propuesta de turismo slow en Menorca debe perseguir un contacto directo del visitante con la gastronomía, paisajes e historia de la isla, así como un acercamiento a la idiosincrasia de sus habitantes. Tomar un coche de alquiler y recorrer la isla sin prisas es una gran idea. ¿Te animas?

turismo-relajado-en-menorca

 

3 propuestas de turismo slow en Menorca

Menorca se conoce como “la isla tranquila”. Sumérgete en su cultura sin prisas y disfruta de ella sin agobios con estas 3 propuestas de turismo slow:

  1. Pintura al aire libre: Menorca tiene unos paisajes de ensueño que difícilmente podrás repetir en otros lugares: faros, puestas de sol, playas vírgenes, acantilados imposibles… Si eres aficionado a este arte, la pintura puede darte muchas satisfacciones en Menorca y acercarte a la realidad de sus tierras. Coge paleta y pincel y… ¡a recorrer la isla!
  2. Slow Food: en realidad, el origen de este modo pausado de vivir la vida tuvo su origen en el movimiento de comida lenta iniciado en Italia. Olvídate de franquicias y comidas exprés y siéntate en los restaurantes menorquines a degustar cada uno de sus manjares culinarios. Cada lugar, una comida. ¿Te lo imaginas?
  3. Turismo rural: Menorca te ofrece aceite, vinos de calidad, artesanía, arqueología… ¿Por qué no descubrir estos encantos alejados del turismo atroz de la costa? Son muchas las alternativas de alojamiento rural donde podrás disfrutar un desayuno en plena naturaleza.

slow-food-en-menorca

Esto son solo 3 propuestas para un turismo slow en la isla, pero con un poco de tiempo y nada de prisa puedes disfrutar de un remanso de paz y tranquilidad. Y, si para ello te decides por un coche de alquiler, sabes que podrás contar con nosotros. ¿Todavía no has reservado?