agosto 10, 2018

Visitando la Fortaleza de La Mola en Menorca

 

De entre todos los rincones fantásticos que existen en la isla de Menorca, hoy vamos a visitar uno muy especial. Un lugar que combina historia, arquitectura militar y un enclave geográfico excepcional. Hablamos, por supuesto, de la Fortaleza de Isabel II o Fortaleza de La Mola, situada al este de la bocana del puerto de Mahón, en el punto más oriental de España.

Te mostraremos los diferentes tipos de visitas que pueden realizarse, y todo lo que puedes ver mientras las realizas, así como los bellos parajes que la rodean. Y para que puedas desplazarte hasta La Mola y moverte a tu aire por sus alrededores, ¡no olvides reservar con nosotros tu coche de alquiler en Menorca!

 

La Fortaleza de La Mola combina historia, arquitectura militar y un enclave geográfico excepcional.

 

Una fortaleza con mucha historia

La tensión entre los ejércitos franceses, ingleses y españoles por el control del mediterráneo hizo que Menorca estuviera bajo el dominio de estas tres potencias de la época de forma alternativa durante todo el siglo XVIII. Esto dio lugar a la construcción de la Fortaleza de la Mola en el siglo XIX por parte de la corona española, para proteger de este modo el mayor puerto de Menorca de una posible invasión extranjera.

Cualquiera que quiera conocer cómo se construían y defendían las edificaciones de la época, puede encontrar en La Mola toda clase de estructuras militares: Galerías interiores para cañones y fusileros, torres de vigilancia, fosos, polvorines, prisiones…; así como otras construcciones que cubrían las necesidades de los constructores y soldados que en ella vivían, como la cantera, los aljibes, las balsas de decantación, etc.

Pero si hay un elemento que atrae de forma especial a los visitantes que acuden cada año a La Mola por su excelente estado de conservación, es la batería Vickers. Consiste en 2 cañones de 38,1cm de calibre y 17m de longitud, capaz de lanzar proyectiles de 900kg a 35km de distancia. ¡En la época debía ser una medida bastante disuasoria!

 

La batería Vickers consiste en 2 cañones de 38,1cm de calibre y 17m de longitud, capaz de lanzar proyectiles de 900kg a 35km de distancia.

 

Visitas para todos los gustos

Actualmente, existen diferentes formas de visitar el recinto, que tiene una superficie aproximada de 1km2. Puedes realizar visitas guiadas o por libre a pie, en bicicleta, ¡o incluso en buggie eléctrico! Además, desde este verano también puedes recorrer la Fortaleza en horario nocturno, en un tour donde sentirás en tu propia piel las sensaciones que vivieron sus antiguos moradores.

Y para que los más pequeños aprendan de su historia y se diviertan a partes iguales, también es posible organizar una visita infantil con una gymkhana que incluye diferentes juegos populares menorquines. ¡De La Mola todo el mundo se irá satisfecho!

 

Desde este verano también puedes recorrer la Fortaleza en horario nocturno, en un tour donde sentirás en tu propia piel las sensaciones que vivieron sus antiguos moradores.

 

Lugares con encanto en sus inmediaciones

Además de la Fortaleza propiamente dicha, hay mucho más que ver en este rincón de la isla, como el enorme y precioso puerto de Mahón, que ya puede contemplarse desde los mismos miradores de La Mola. También, unos pocos kilómetros al norte puedes visitar el Parque Natural de s’Albufera des Grau, un lugar clave para el avistamiento de aves migratorias. Y para terminar este día tan completo, ¡no te olvides de pasear por las calles de Mahón y disfrutar de su deliciosa gastronomía!

 

Actualmente, existen diferentes formas de visitar el recinto de La Mola, que tiene una superficie aproximada de 1km2.

 

Para esta ruta que te hemos propuesto hoy es importante que dispongas de un coche para moverte por la zona sin depender de horarios externos, y así optimizar tu tiempo. Así que no lo dudes más y alquila con nosotros tu coche en Menorca. ¡La Fortaleza de La Mola te está esperando!